Hemos estado algo desconectados estas últimas semanas porque estamos a full con nuestros preparativos. Ya estamos a un mes aproximadamente de partir el viaje y nos queda aún mucho por hacer. Entre otras cosas, hemos estado vendiendo casi todas nuestras pertenencias (todo lo que no guardaremos o llevaremos) y con esto surge la gran duda de ¿qué llevar con nosotros? Muchos nos han preguntado cómo se define el equipaje para un viaje de 1 o 2 años, así que decidí dejarles nuestra receta por aquí.

Partiré aclarando que considero que no existe la receta perfecta para este tipo de decisiones, ya que todos somos distintos, tenemos distintas necesidades y diferentes intereses. A algunos les importa más la comodidad, a otros la eficiencia o el minimalismo. En fin, hay para todos los gustos… pero una cosa que hemos descubierto es que se requiere prácticamente lo mismo para un viaje de un año que para uno de un mes.

Para nosotros, que viajamos ambos sobre una sola moto, es primordial ahorrar espacio y cuidar el peso. Por lo mismo, nuestra clave es que cada cosa que llevemos ojalá tenga más de una utilidad. Obviamente, esto no siempre resulta pero muchas veces sí. Por ejemplo: en vez de llevar pijamas, en invierno dormimos con nuestras primeras capas que llevamos para abrigarnos; nuestros vasos sirven también para líquidos calientes y así no llevamos tazones; llevamos cada uno un polerón y un cortavientos, los cuales usados en conjunto reemplazan al chaquetón y a la vez pueden usarse por separado para otros climas; nuestra cocinilla funciona con bencina, entonces podemos usar la de la moto también para cocinar. Si queremos llevar 2 cosas que tienen usos muy similares, optamos por la más práctica o completa y no llevamos ambas. Si tienes curiosidad de saber todo lo que llevamos finalmente, pueden revisar la lista completa aquí.

Otra cosa fundamental es el cómo se llevan las cosas. En una moto el espacio está súper limitado, todo debe quedar perfectamente armado para encontrar las cosas rápido, que se distribuya bien el peso y que no sea necesario desmontar todo de la moto cada día.

Nosotros tenemos la siguiente distribución:

  • Bolso de 130 litros sobre la parrilla de la moto: para toda nuestra ropa, calzado, cosas de baño, notebook, cargadores, accesorios varios.
  • Bolso pequeño sobre el estanque: para todo lo que se necesita al instante, como botellas de agua, anteojos de sol, guantes, mapas, papel higiénico, botiquín, documentos.
  • 2 alforjas de aluminio: para carpa y cosas de camping, repuestos de moto, alimentos e implementos para cocinar.
  • 2 bolsas secas sobre las alforjas: para los sacos de dormir.
  • Mochila fotográfica impermeable: para un rápido acceso al equipo en cualquier momento.
  • 1 caja de herramientas: con lo necesario para las reparaciones de urgencia.

Generalmente, solo desmontamos los bolsos y mochila al llegar a algún lugar para alojar. Lo de las alforjas queda más protegido porque tienen candado.

Hemos realizado ya varios viajes con la moto, así que ya tenemos experiencia al respecto, pero en nuestro primer viaje fuimos aprendiendo sobre la marcha. Las cosas que nos sobraron las regalamos y lo que nos faltó lo adquirimos de a poco. No te asustes, nada es definitivo y todo se puede replantear.

¡Espero que te haya interesado esta receta, qué te sirva o al menos te quite la curiosidad!
Coméntanos si tienes algún otro tip para elegir/armar el equipaje. ¿Crees que nos faltó algo?

Leave a Reply